Blogia
elmiedodegreta

... del maestro sabina

... del maestro sabina Matar las tardes

Esta no es la embajada del reproche
ni el vademécum de lo que perdí,
para que llueva, para ser de noche,
es condición cine qua non to be

or not to be , como intuyó el bolero
calavera de un príncipe danés,
se equivoca la urgencia y el te quiero
que no vuelve la urgencia del revés.

Escribo sólo para matar las tardes,
por no ponerme a deshacer maletas,
por no arrastrarme por las estaciones,

por no andar, como el rey de los cobardes,
mustio, como un ramito de violetas,
en el sepelio de las decepciones
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Greta -

¿Te llamo Audrey? ¿Te llamo Holly? Bueno, chica del desayuno... me encanta leerte por aquí, por allí, por donde sea. La evidencia de nuestra tristeza, me invita a ser sincera.
Cuanto entendimiento, a veces, entre desconocidos, verdad??
Las palabras tristes me vienen a los dedos constantemente, sólo que a veces me canso de ser yo. De ser Greta. Y de tener miedo. Y de estar jodida sin saber exactamente porqué.
Escribiré. Lo sé. Aunque en mis buenos momentos (los momentos cálidos, como tú dices), probaré a echar fotos. Como haces tú.

Un beso enorme. Te invito a desayunar cuando quieras

Greta -

Si... hay mucho que contar, golfo.
Siempre me gustó el lado canalla de las palabras y formar parte de los desesperados... A ver, ¿cómo te explico?
Tiendo al melodrama. No sé si por mi adicción al cine clásico, al dicho "la vida es puro teatro" o a beberme muy deprisa las copas, descubriendo que siempre siempre están medio vacías...

Me gusta tener de amante a la tristeza. Aunque tenga los pies fríos, besa como nadie.

En los momentos de tensión, pego un portazo, me meto en un bar, busco a cualquiera dispuesto a sonreirle a la vida conmigo, y le pongo los jodidos cuernos.

Pero siempre termino volviendo a sus brazos. Me acostumbré a su tibieza.

Sólo me queda contar mis episodios con ella, porque las otras aventuras estoy demasiado ocupada viviéndolas.

No me salen fáciles las palabras hoy. Otro tía te sigo con el cuento (aún me queda mucho que contar).

Un beso a mi amigo más golfo

dsd -

Escribo a veces, escribí mucho entonces, pero hace años y supongo que escribiré algo luego, de vez en cuando.
Siempre cuando estoy triste, es evidente, a veces cuando estoy feliz, aunque prefiero hacer fotos en esos momentos más cálidos.
Sea como fuere, tú sigue haciéndolo, Greta (la del nombre elegante) que yo seguiré viniendo.

Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Golfo -

¿Comienza a plantearse un debate sobre la literatura alegre o triste?... habría tanto que contar.
Hace tiempo que rompí con mi tristeza.
Ahora solo nos vemos de vez en cuando, nos damos un buen revolcón por los viejos tiempos. A veces incluso surge algo y rompo a escribir.
Y luego nos despedimos hasta la próxima vez.
Lo nuestro no tiene futuro.
A veces me da rabia, no era fea mi tristeza, y además le debo algo: me enseñó a escribir y me arrancó momentos geniales antes de que la mandara a amargarle la vida a otra parte…
Como ves habría tanto que contar.
Aceptaría el pitillo de mil amores.

Greta -

Empecé a escribir porque un día descubrí que no me cabía ni una pena más dentro...
y continué, hasta hoy.
He tenido días muy malos en los que mis palabras dolían mucho.
Y he tenido días muy buenos en los que casi siempre se me olvidaba escribir.

Por eso haciendo un repaso de mi vida a través de lo que tengo escrito parece que todo es malo (pero yo sé que no es así).
Me abrí un blog, como tú, para que toda esta tarea sinsentido (o consentida), fuese más agradable.

Hoy se ha convertido en un pequeño vicio, y yo en una frustrada blogera muy poco comentada (jejeje).

Gracias, golfillo, por contonearte entre mis post.
Un beso.

PD: cualquier día te busco por los tejados para que me invites a un pitillo, te hace??

Golfo -

y de mi mismo y mis decpeciones.
Y por hacerlo más entretenido me abrí un blog.
Y se que no soy el único. Apenas uno más en el vociferio.

Golfo -

Cuando escribo mato el tiempo.
Cuando escribo lo cazo, para mi.
Lo devoro.
Cuando escribo me siento vivo.
Por encima de todas las estaciones y tardes vacías del mundo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres