Blogia
elmiedodegreta

Mala conciencia

Mala conciencia Al despertar, la boca me sabía a mala conciencia... encendí la luz, miré la hora y era todavía muy temprano. Remoloneé como una niña que se resiste a levantarse para ir al colegio. Entre las sábanas, la vida fluye muy despacio. La vida es humo.
Cuando consegui despegar mi pereza de la almohada, me di cuenta de que antes de acostarme no me había quitado los pendientes y que el vestido rojo que me puse anoche estaba tirado en el suelo, junto a mi bolso. Me dieron unas punzadas terribles en la cabeza y mi estómago centrifugaba a gran velocidad.

Resaca. Otra vez...

A lo largo de esta mañana he ido poniendo en pie cada una de las escenas de anoche. LLegué al bar, me pedí una cerveza y me senté en la barra.
Compañía: una de mis mejores amigas.
Conversación: muy animada (con unas cervezas no hay quien nos aguante)
Situación general: en el bar sonaban los Héroes y no sobraba gente.
Situación personal: escote demasiado grande para estar cómoda. Vestido demasiado apretado para respirar con normalidad. El rimel, fue cambiando de sitio a medida que la noche avanzaba. Volví a comprar tabaco. Perdí la cuenta de las cervezas que llevaba cuando me pedí la primera copa.
Sé que hubo risas, muchas risas. Que se nos acercaban muchos tíos y nos invitaban. Que conseguí perder todos y cada uno de mis miedos...
Pero llegó el momento de volver a casa. La música paró. Las luces crueles se encendieron... al salir a la calle hacía frío. Caminé despacio. Eso lo sé. Iba medio dormida cuando subí los escalones de mi casa. La llave, a pesar de lo esperable, entró con facilidad...
Entré en mi habitación. Me miré al espejó y me vi guapa.

Hoy me duele la cabeza. Arrastro mi alma por la casa sin ninguna aspiración, sin planes. Cuando he encendido el televisor, he visto los horrores del Katrina. Me he preguntado como algo así ha sucedido en un sitio como ese. Me he sentido ridícula. Absurda. Las imágenes me ofrecían gente llorando. Niños gritando. Muerte. Miedo...
El dolor real.

He abierto el blog y al ver mis palabras, y las imágenes y todo lo que he ido colgando aquí durante este tiempo me he sentido estúpida. Siento verdadera angustia. No sé siquiera si estoy siendo realmente cruel conmigo misma. Si estuviera en mis manos, evitaría el dolor de esa gente... yo... no sé. Me gustaría saber expresarlo. Me gustaría gritar...

No sé. Hoy me siento insignificante...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Greta -

Gracias spiral... de verdad se puede ser feliz así?? siempre he conocido una felicidad a medias, unos buenos ratos, unas canciones compartidas, unas risas auténticas... pero esos ratos son muy cortos, y las canciones compartidas es mejor no repetirlas mucho, para que no pierdan su esencia, y las risas... las risas llegan a confundirse con suspiros.
Cada uno con sus sueños, no??

Un beso

spiral -

Es maravilloso y no estupida...
La idea, esa lagrima cruel pero certera. Aprendi a ser feliz de esta misma manera.
Desconozco lo humano, pero se distinguir el miedo del instinto. Al igual que distingo tus sueños de los mios... al igual que amo, casi todo lo desapercivido...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

greta -

mapkov la imagen puede ser tuya. pero mi dolor de cabeza, mi resaca y mi llanto, sólo míos. que pena no poder regalarlos (me quedo con la peor parte).

me parece que no te gustó la visita... lo siento

mapkov -

M,m,m,m... Sabes, la imagen me es familiar, al igual que los dolores de cabeza.... Ahahahah y por su puesto las resacas también... jajajaj

PD: la cabeza se me parte en dolores....

thirthe -

no te sientas mal, pásate por el blog de mad y desahoga un pco, anda:
http://www.sociedadpajaril.net

besos. (un bello ojo marrón;-))
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres